cómo modificar un fichero PDF con [Open|Libre]Office

Creo que a estas alturas de la batalla, pocas personas dudan de que se puedan llevar a cabo las mismas tareas con LibreOffice que antes se hacían con OpenOffice. Hoy me he llevado una muy agradable sorpresa de compatibilidad entre ambos programas.

El lío era muy sencillo: quitar una treintena de páginas de un documento PDF de más de ciento cincuenta. Hace unos pocos años, este mismo problema me tuvo ocupado durante un par de semanas para, finalmente, darme por vencido. No había herramientas suficientemente buenas para extraer un par de páginas respetando el resto del documento. Era más sencillo abrir el PDF con vim y jugársela a cara o cruz que arriesgarse con los supuestos editores gráficos.

Hoy me he encontrado con un escenario completamente diferente, empezando con que el formato PDF se publica bajo una licencia open standar, algo impensable hace tiempo y, además, el mejor convertidor a dicho formato es el que incorpora [Open|Libre]Office. Así que, en vez de buscar editores externos, instalar paquetes y pegarme con otras tonterías, me he centrado en buscar soluciones usando libreoffice.

Recordaba vagamente que OpenOffice, a partir de la versión 3, podía manipular ficheros PDF de forma nativa pero no sabía cómo hacerlo. Tras una búsqueda en google, apareció una extensión, Oracle PDF Import Extension que, tras instalarla, abrió el documento en cuestión usando LibreOffice Draw, y me permitió tratar las páginas como si fueran imágenes. Tras la correspondiente eliminación de las páginas sobrantes, pude exportar a PDF con una pérdida de calidad mínima y dar por cerrado el lío.

En total, no empleé más de cinco minutos para realizar la operación, un tiempo insignificante si se compara con las dos semanas de la última vez.

17 Comentarios

Cómo instalar libreoffice y olvidarse de openoffice.org

Soy muy dado a desinstalar programas o aplicaciones que, por los más variopintos pensamientos, me hayan ofendido en una u otra manera. Así pasó cuando se anunció el cierre de del.icio.us, para descubrir dos días después que sólo trataban de aumentar el precio de venta con buenas críticas y mensajes de añoranza. Afortunadamente, en algunas ocasiones consigo controlarme, como con LibreOffice.

Supe esperar (cosa harto complicada) y evitar la instalación de las versiones comprimidas o convertidas desde ficheros RPM hasta verlo aparecer en el repositorio experimental de Debian. A partir de ahí y con el objetivo de tenerlo funcionando en el equipo, sólo hay que añadir el repositorio experimental al fichero sources.list e instalarlo.

En comandos, sería más o menos así:

La instalación de los dos últimos paquetes son claramente opcionales. El resultado, éste:

LibreOffice3

LibreOffice3

Como nota, comentar que, aunque las plantillas las importa perfectamente de OpenOffice.org, otros datos y configuraciones (como el nombre de usuario y demás datos), los ignora.

7 Comentarios