Debian 9 se llamará Stretch

Debian 9 (that is Jessie+1) will be codenamed “Stretch” and Debian 10 will be codenamed “Buster“.
Leído en Debian (google+).

Nota/disclaimer/disculpas: hace tiempo publiqué algo similar a esta que, finalmente, fue un bulo. Esta vez la fuente es fiable y espero no tener que retractarme.

1 Comentario

Caja/nautilus no puede con las direcciones network://

A veces sucede que, cuando tienes que instalar o configurar un ordenador nuevo, simplemente esperas que todo funcione como debiera tras instalar los taitantos megas correspondientes. Pero no siempre es así y, como la memoria de uno ya no es lo que era, la búsqueda de soluciones se vuelve un laberinto del que no resulta fácil salir.

En esta ocasión (habrá otras, no lo dudo), el culpable ha sido Caja, al tratar de acceder vía SAMBA a mi raspberry para recuperar el último episodio de una serie. Con toda su desfachatez, me mostraba el mensaje:

Could not display “network:///”.
Caja cannot handle “network” locations.

NOTA: el error, lo he constatado, aparece tanto para nautilus como para caja.

Fue echarle un ojo y saber que estaba relacionado con GVFS porque todo lo que huela a red en GNOME y alrededores tiene que ver con ese paquete, pero me tuve que pasar mis buenos quince minutos buscando, cribando la red en dos idiomas distintos para dar con la solución. Son dos míseros paquetes:

Y listo, caja (o nautilus) volverá a funcionar como siempre, accediendo vía samba y ssh al resto de la red.

Deja un comentario

La importancia de tener un wiki personal

Mira a tu alrededor, sobre la mesa. ¿Qué ves? Voy a hacer una suposición basándome en el perfil medio de la gente que lee este blog y diré que, probablemente, veas monitores, teclados y ratones (si, más de uno), un par de móviles, una tableta en un rincón, un par de figuritas de acción, peluches o juguetes similares y una libreta o, en su defecto, varias hojas de papel escritas a mano. Porque, aunque nos dediquemos a trastear con servidores, ordenadores más o menos potentes y nos pasemos todo el día entre unos y ceros, estoy seguro que la mayoría de nosotros aún mantiene una especie de diario, un cuaderno con notas, explicaciones y trucos sin el cual se siente a la deriva en pleno temporal. ¿He acertado?

Puesto de trabajo: mensaje real, mi sobrino, lobezno, un pitufo y, al fondo, la libreta

Personalmente mantengo la costumbre del cuaderno desde mis comienzos en esto de las teclas porque los discos duros se funden, las copias de seguridad se corrompen, las nubes se evaporan pero el papel dura siempre. Además, dada mi caligrafía casi puedo decir que están cifrados con AES a 256 bits :). Y fue precisamente por culpa del cuaderno, porque me lo olvidé sobre la mesa un tranquilo fin de semana, por el que estoy escribiendo sobre wikis personales.

En mis cuadernos anotaba prácticamente todo lo que pasaba en el día a día, desde el cumpleaños de mi chica hasta alguno de esos trucos que te deja boquiabierto durante horas. Bueno, hay una cosa que nunca escribo en los cuadernos: contraseñas. Así es fácil entender porque, un fin de semana que se preveía tranquilo y que luego no lo fue, me encontré cribando el disco duro del portátil en busca de un pequeño tutorial que sabía fehacientemente que tenía en la libreta y que esperaba tener en formato digital. Al final, me di por vencido y admití que no tenía forma de conseguirlo a corto plazo, simplemente porque está escrito sobre un papel y no podía conectarme al servidor de casa y descargarlo. Porque el papel, aunque duradero, presenta algunas incomodidades como que está offline todo el tiempo, que las búsquedas son bastante lentas y, sobre todo, que si tienes que volcar la información a un email o documento, estás trabajando dos veces (¡y eso sí que no!)

Así que decidí que tenía que hacerme con una libreta digital que cumpliese unos sencillos puntos:

  1. offline: que pueda trabajar sin estar conectado a la red. Esto anula wikis en servidores, por ejemplo.
  2. ligero: que no sea un mamotreto imposible de mover o que ocupe demasiado espacio. Tampoco vale que requiera de varios servicios para funcionar.
  3. organizado: que tuviese una estructura fácil de organizar y, sobre todo, funcional.
  4. búsquedas: y cuanto más fácil sea hacer esas búsquedas, mejor.
  5. nube: que pueda almacenarlo en la nube.
  6. multiplataforma: ya que estamos, quiero poder usarlo desde linux, android y, llegado el caso, windows.
  7. markdown: no markdown, no fun…

Una vez comenzada la búsqueda, el primer punto sirvió para descartar a los clásicos que, sobre todo, funcionan mejor sobre servidores y VPS. Luego me pasé un tiempo utilizando la infalible triada Tomboy + rainy + Tomdroid (si no sabes qué es esto, tranquilo, otro día lo cuento) pero resultó ser bastante complicado de organizar jerárquicamente y las búsquedas no eran todo lo óptimas que quería. Finalmente me decidí por los wikis personales y estuve probando con mucho interés Tiddly, un wiki completo en un fichero de un megabyte. Se puede mover con facilidad, tiene contraseña para evitar fisgones, utiliza markdown (una versión propia, aunque bastante bien adaptada), permite búsquedas y se puede abrir con cualquier navegador moderno. Incluso soporta plugins y tiene un cliente para escritorios. Pero no me permitía organizar jerárquicamente las entradas ni buscar fuera del fichero.

Frustrado, entendí que tenía que volver a los orígenes, al génesis. Y para mí, el génesis son los ficheros de texto plano con un nombre formateado y jerarquizado, guardados al cobijo de la nube y escritos mediante markdown. Porque, seamos sinceros, ¿hay alguna forma más rápida de buscar información que haciendo un grep sobre el contenido de un directorio? ¿Hay forma más natural de escribir que usando un editor de texto que interpreta markdown y, además, reconoce la mayor parte de los comandos de vim? Personalmente, y tras meses usándolo, puedo decir que la respuestas es un NO rotundo.

haroopad en acción

Yo he encontrado en haroopad el procesador de textos de markdown definitivo. He probado muchos, porque alternativas hay a porrillo, pero me quedo con éste aunque me deje la CPU cercana a la temperatura de fusión. Y sí, soporta un gran número de comandos de vim, incluyendo sustituciones, lo que lo hace idoneo para la tarea. En android utilizo JotterPad que es rápido, no distrae y se integra perfectamente con algunas nubes.

El tema de las búsquedas, al tratarse de ficheros de texto plano, es trivial y se puede solventar con un grep o, directamente desde vim. Para la organización y la nube, la respuesta es crear un directorio concreto para albergar los ficheros, por ejemplo, ~diego/docs/minube/000_wiki/ y nombrar los ficheros comenzando con la fecha en formato americano para darles una organización jerárquica adecuada. Al final quedaría algo así:

También utilizo palabras clave al principio del nombre si la fecha no tiene importancia o para separar por proyectos. Si se acompaña con una breve descripción la cosa mejora.

Y así es como, poco a poco, fui haciéndome una libreta digital, accesible desde cualquier punto y que evite episodios como el de aquel fin de semana. No quiere decir que ya no utilice la libreta, sigo haciéndolo pero para tomar notas rápidas y cualquier información que no sea vital. Eso sí, con el cambio he perdido el cifrado inmediato a AES-256 que daba mi caligrafía.

28 Comentarios