#SaveTheOpenmailbox

2016-01-16-215032_935x236_scrot

Porque Google te espía y ellos no. Porque es fundamental que haya un servicio alternativo a las grandes corporaciones para preservar nuestro derecho a la privacidad. Porque lo están haciendo mejor que bien y mantener un servicio de esa talla y calidad cuesta dinero.

Porque lo merecen.

(Más info aquí)

 

Aplicaciones ligeras (II): gestiona tus recursos

apps_ligeras_2

Pues al final tarde, pero bueno, más vale tarde que nunca, reza el refranero popular. Ahí van unas cuantas aplicaciones ligeras para empezar el 2016 livianos y con recursos de sobra para emprender tanto como se os pase por la cabeza:

1.Calcurse: Una agenda con calendario en ncurses tremendamente práctica. La única pega es el tema de la sincronización entre distintos dispositivos (móvil, tableta…) , pero podéis apañarlo como enseñan aquí o cron mediante, o de la manera que se os ocurra, al final se trata de exportar/importar calendarios en los intervalos de tiempo que os resulten más útiles.

2.Newsbeuter: Lo descubrí gracias al blog de Joe Di Castro y desde entonces no he dejado de utilizarlo. Un lector de feeds ligero y funcional. De nuevo en ncurses, ¡a darle a la terminal!

3.Nitrogen: Para gestionar fondos de escritorio, eso es todo. Hace una sola cosa, pero la hace bien. Apostaría una espiral a que este ya lo conocíais todos.

4.Slock: Un screenlocker, punto. Para desbloquear, introducid la clave de usuario y no os asustéis si no véis nada en la pantalla, no tiene cuadro de texto. De las suckless tools, garantía de éxito.

5.Gsimplecal: Un sencillo calendario en gtk, útil para consultas rápidas.

Y como huevo de pascua, screenfetch, para imprimir alguna información útil en la terminal acompañada del logo de vuestra distro favorita.

¡Buen provecho!

 

¿Alguien dijo tiling?

pseudotiling_schema
Ya sabéis por entradas anteriores que a pesar de que he sido fiel usuario de Gnome durante muchos años, desde que dio el salto a la rama 3.x he estado dando tumbos entre diversos gestores de ventanas y/o entornos de escritorio. El primero de ellos fue Fluxbox que aún sigue siendo mi floating window manager favorito y sobre el cual publicamos un podcast en su momento. Tras utilizarlo durante un par de años más o menos, cambié mi sobremesa por un portátil y volví a probar con Gnome. Demasiado pesado, demasiado lento, demasiado farragoso por esas épocas (era una de las primeras versiones y estaba hasta arriba de bugs). De ahí, me lié la manta a la cabeza y me metí de lleno al mundo de los tiling window manager. Sí, esos gestores de ventanas que te organizan las ventanas automáticamente aprovechando todo el espacio de pantalla disponible. Las razones principales eran dos, por una parte, necesitaba aprovechar al máximo las muchas veces escasas 14″ de mi portátil; por otra, echaba de menos el alto grado de configurabilidad de Fluxbox.

El primer intento fue con DWM, esa pequeña joya de los chicos de suckless. Me gustaron mucho la sencillez para configurarlo (un sólo archivo en C que compilas cada vez), su infinita ligereza y las opciones para manejar ventanas (los diferentes layouts, el sistema de tags…). Filosofía KISS, escribe software que haga una cosa y que la haga bien. Eso quiere decir que DWM es exclusivamente un gestor de ventanas, tienes que construir todo lo demás a su alrededor, incluso algo tan básico como un systray. Perfecto si tienes el suficiente tiempo libre, pero no era mi caso. Así que tras unos meses de ciberasceta, vuelta a las comodidades de los entornos de escritorio. El elegido esta vez, XFCE. En ese momento, en la versión cuatropuntoalgo, era una muy buena demostración de cómo hacer un entorno de escritorio práctico, configurable y ligero. Una grata sorpresa, desde luego. Lo puse a punto en poco más de media hora y a funcionar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero pronto me descubrí configurando decenas de atajos de teclado para esto y aquello, tratando de organizarlo todo en distintos escritorios virtuales y desesperado por arañar unos píxeles verticales a la pantalla de mi portátil (hasta el extremo de eliminar la decoración de las ventanas de xfwm). Volví a interesarme por los tiling WM, y i3 estaba pegando fuerte entonces. Contaba con la sencillez de DWM, pero con una barra mucho más funcional (con systray incluído, facilidad para acoplarle conky mediante JSON…) y un sistema de organización de ventanas sencillamente genial. Sólo dos modos, floating y tiling y todo lo demás a merced del usuario. La forma de trabajar con las ventanas se basa en ir generando contenedores que a su vez puedes ir diviendo horizontal o verticalmente y redimensionando (o moviendo) a golpe de tecla. Lo más dinámico que haya pasado por mis manos jamás. Y conservando un par de layouts tremendamente útiles, stacking (¿os acordáis de wmii?) y tabbed (análogo a las pestañas de Fluxbox para organizar ventanas por grupos). Una maravilla. La configuración es aún más sencilla que la de DWM, con un fichero de configuración que por defecto viene comentado, indicando qué es lo que hace cada pedazo de texto, y una de las documentaciones más completas y organizadas con las que me haya topado nunca. A lo wiki de Arch, no os digo más.

“Sí, lo que tú digas debish, pero anda que no son feos los “tailing” esos…”

¿De verdad?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pronto (o tarde, que ya sabéis cómo nos las gastamos aquí) os cuento algunas de las nuevas aplicaciones ligeras que he descubierto últimamente y que vienen de perlas para este tipo de configuraciones.

Happy hacking!

 

jodiendo con el email

Cuando en abril de 2004 me peleaba por una de las escasas invitaciones para obtener una cuenta de gmail, no tenía ni idea que diez años tendría muchos ejemplos de porqué no es buena idea utilizar direcciones de correo que no están directamente bajo nuestro control. Ya tuve un ejemplo claro hace un año cuando recibí, sin pedirlo, el historial completo de un paciente así como el informe de evaluación de una operación a la que lo iban a someter.

El último ejemplo fue hace dos semanas. Sin previo aviso recibí un aviso de una universidad de Madrid donde daban la bienvenida a un tal Diego M… C… a sus clases. Aquel email terminó en el spam pero, unos días después me llegó un aviso de una agencia de transporte con el tracking para entregar un paquete de la universidad… en Barcelona. Spam. El tipo había puesto mi dirección de correo, o al menos una que no posee, en la ficha de una universidad. Y yo que creía haberlo visto casi todo. Así me fueron llegando avisos de los foros de las asignaturas, de la secretaría y aún más del transportista, ansioso por entregar el dichoso paquete. Hasta esta mañana, que he visto el buzón de spam lleno de sus emails y me he hartado.

Basándome en la premisa de que es mi cuenta de correo, he decidido solicitar una contraseña contra esa dirección y me la han dado. He cambiado la contraseña y, automáticamente me ha redirigido a la intranet donde, de un solo vistazo, he visto todo el daño que se podía hacer. He cerrado la sesión y he buscado a ese Diego por internet, con la esperanza de encontrar una dirección de email (que no fuese la mía). Al final, cansado de dar vueltas, le envié este mensaje por facebook:

hola…

Me llamo Diego Martínez Castañeda y, desde abril de 2004, tengo la cuenta de correo d… en gmail.com. Quizá no te diga nada pero yo empecé a saber de tí hace unas tres semanas, cuando decidiste usar una cuenta de correo que no posees para darte de alta en una universidad de Madrid. Desde entonces, todos los emails que genera esa universidad me han llegado a mí, entre otros, los de los foros de las asignaturas y los de la empresa de mensajería que te hizo llegar un paquete a Barcelona (que aún consta como no recibido).

No seré yo quien te comente los peligros de hacer este tipo de cosas porque, por ejemplo, la manera de recuperar una contraseña olvidada es a través de dicha cuenta de correo. En el caso de la universidad no hace falta ni saber el usuario para que envíen un enlace (al email) desde donde cambiar la contraseña. ¿Y luego? Luego tienes acceso al perfil completo en esa universidad y puedes, literalmente, hacer lo que quieras, desde dar altas y bajas de asignaturas a cancelar los estudios.

¿A qué viene este rollo? Es muy sencillo: me he cansado de recibir emails que nada tienen que ver conmigo porque un día te pareció bien usar mi cuenta así que me gustaría que la cambiases en todas aquellas cuentas en donde hayas podido usarla. Entiendo el porqué lo has hecho, a nadie nos gusta que nos llenen el buzón del email con spam o correos no solicitados pero, para el futuro, te recomiendo que te crees una cuenta de correo basura donde recibir todo eso o, mejor aún, que utilices servicios como yopmail.com para evitar el spam masivo.

Por último, si no eres el Diego M… C… que estoy buscando, te pido perdón por la intromisión y me gustaría que me lo dijeses para poder continuar buscando.

Un saludo,

Diego Martínez Castañeda

PD si eres ese Diego, respóndeme al email para hacerte llegar algo que es tuyo.

Como le comentaba, entiendo que no es agradable que nos llenen el buzón de correo con spam pero, sinceramente, utilizar una cuenta de correo ajena en algo tan delicado como la ficha de alumno de una universidad me parece imperdonable. Con ciertos servicios, el email es casi como el DNI y a nadie se le ocurre dejarlo por ahí.

De momento, sigo esperando respuesta de este Diego y algún otro ejemplo de mal uso del email.

 

GNU Social Camp 2015 (Gijón, 7 y 8 de octubre)

gnusocialHola familia, en esta ocasión nos hacemos eco de una entrada de Pablo (recomendamos para la gente que esté pensando en ir leer los comentarios) en la que presenta el evento, y también comenta sus razones para acudir al GNU Social Camp 2015 los días 7 y 8 de octubre en Gijón. Una ciudad por cierto, a la que como sabéis los más asiduos a la web, tanto a Diego como a mi nos unen lazos muy estrechos 😉

En Gijón, el 7 y 8 de Octubre va a tener lugar un evento muy chulo que es una oportunidad fantástica para ponerse al día y colaborar con una plataforma de software libre tan interesante como GNU Social. El Somero 2015.

Se trata de una iniciativa de Las indias y Anĉovoligo que se enmarca dentro del Somero 2015 (que va del día 7 al 12) el cual incluye también el Shareable Lab Europe y el Sharing Cities Seminar, enfocados más a la economía colaborativa.

Y está información interesante para lo que pensamos que es imprescindible que haya una alternativa cada vez más fuerte a Twitter, Facebook, etc:

Durante el GNU Social Camp vamos a poder disfrutar tanto de contenido de base como aprender acerca de Ostatus y su implementación por parte de Diaspora como de contenido muy práctico y que generará seguro aplicaciones que nos van a sorprender como la creación de temas y plugins para GNU Social.

Tenemos la suerte de poder contar con Mikael Nordfeldth, uno de los principales desarrolladores de GNU Social y de Hannes Mannerheim, creador de la interfaz Quitter para GNU Social, una interfaz al estilo Twitter que ha hecho mucho por popularizar la herramienta.

¡ Mucha suerte con el evento y disfrutad de Gijón !

 

owncloud, actualizaciones y certificados

He actualizado owncloud, mi nube particular, de la versión 8.0.4 a la 8.1.11 y tengo la impresión de haber actualizado a Windows 10. Quizá es que, con miles de actualizaciones de debian a mis espaldas que me han malacostumbrado a que sean silenciosas e indoloras, quizá es que ninguna actualización es sencilla o quizá es que tienen varios puntos que mejorar.

En cualquier caso, tras terminar la actualización tenía tres errores en la consola de administración, varias apps que no funcionaban y un problema, que el cliente de escritorio de linux (los tres, en realidad) no conectaba. Éste último fue fácil de solucionar, actualizando el cliente a la versión 2.0, que además soporta múltiples cuentas sin hacer cosas raras.

error no internet connection

De los errores, el más extraño era uno que decía que owncloud no tenía conexión a internet y que era necesaria para un funcionamiento adecuado. Lo extraño es que ese servidor está en algún lugar de Bélgica y yo, obviamente, no cojo el coche cada vez que quiero conectarme. Además, este error en concreto parecía deberse a un fichero de configuración viejo, según el solucionador de problemas de actualización, que no existía.

Leyendo a más gente con el mismo problema (y conexión a sus servidores remotos), me encontré con una persona que atinaba con la solución, diciendo que en un hilo de github alguien decía algo de un certificado. Y así es. El error se debe a que owncloud no reconoce a https://owncloud.org como entidad certificadora hasta que no tiene ese fichero y lo asocia con una desconexión de la red. La pregunta es porqué no se asegura el proceso de actualización que ese fichero existe antes de validar nada más. Así que, para solucionar el error más absurdo de owncloud, sólo tuve que descargar el código y copiar el fichero /config/ca-bundle.crt en mi instalación de owncloud. Nada más. Y, a partir de ese momento, las apps que no funcionaban y el propio entorno de gestión de apps, comenzaron a funcionar correctamente.

A lo tonto he estado pegándome con la actualización de marras unas cuantas horas para tenerlo todo bien configurado. Y luego damos (doy) por sentado que las actualizaciones tienen que ser sencillas, rápidas e indoloras. A ver si aprendo.

 

Configurando una raspberry pi 2 como servidor NAS

Creo que ya he comentado que tengo un par de raspberry pi, de los modelos 1 y 2. El proyecto en sí me fascinó desde que supe de el y luego, al comprar la primera, caí rendido a sus pies por todo lo que ofrece con ese precio y esos consumos mínimos. De hecho, el día que raspas (la raspi 1) tiene tos, toda la red de mi casa se convulsiona porque, entre otras cosas, sólo es el guardian de la wifi y, por extensión, de la entrada y salida a la red.

Así que cuando por fin tuve en mis manos la versión 2 de la raspi, ranas (raspberry nas server), ya tenía más proyectos que llevar a cabo que tiempo para implementarlos. Tuve que elegir y los finalistas fueron tres:

  • NAS y servidor de backup para todos los ordenadores de la red (linux, windows, mac) y alguno externo.
  • centro multimedia con kodi.
  • consola MAME.

Para poder llevar a cabo el primero quería que no tuviese que estar anclado a un disco duro externo que necesitase de un enchufe y que pudiese ser portátil (de una manera un poco tosca), así que tenía que utilizar un disco duro externo de 2,5′ comprado para la ocasión. El pero vino porque los dispositivos USB 3.0 necesitan más corriente que la que suministra un único puerto USB de la raspi y la solución, como casi siempre, estaba en ebay. Por cuatro euros adquirí un sofisticado mecanismo capaz de suministrarle toda la energía que necesita el disco duro externo: ¡un cable en forma de Y para USB 3.0!

Los dos últimos proyectos sólo tenían dos necesidades: estar físicamente cerca de la televisión (a un cable HDMI de distancia) y tener conexión inalámbrica puesto que no llega ningún RJ45 al salón. Así que lo primero era la conexión wifi.

Conexión wifi

El dongle USB wifi que compré en una de esas cadenas que te tratan como a un gilipollas lo reconoció sin problemas, una vez instalado el paquete con el firmware adecuado a la marca, así que para conectarla a la red, modifiqué el fichero /etc/network/interfaces:

Como el filtrado de MACs para obtener una IP de la wifi lo gestiona raspas, sólo hay que decirle que use DHCP y la contraseña de acceso. En total, poco más de diez minutos para poder quitarle el cable RJ45.

Reviviendo el disco duro

Mi cara fue un poema cuando recibí el cable porque, al conectarlo todo, no funciona. De hecho, el disco no terminaba la maniobra de arranque y emitía unos quejidos que daban mucha lástima y algo de miedo. Leyendo un poco sobre el voltaje en los puertos USB en las raspberry pi me enteré de que el cable sí que funciona pero que, por defecto, las raspi limitan la potencia de salida de los USB, por lo que incluso empleando dos puertos, el disco duro no tenía suficiente para operar con normalidad.

La solución es sencilla y rápida. Hay que pasarle un parámetro al fichero config.txt que es el equivalente a la BIOS que las rasp no tienen, diciéndole que utilice toda la potencia en los puertos USB.

Tras reiniciarla, la raspi comenzó a usar el disco sin ningún problema.

Nota: en versiones anteriores de raspberry pi (1 y 1+) el parámetro es este, safe_mode_gpio=4. De nada.

NAS, ra NAS

Para hacer que ranas sea el NAS de la red, hay que hacer que comparta un espacio en disco donde el resto de ordenadores podrán escribir siempre que cuenten con un usuario válido. Así que lo primero es instalar samba y lo segundo, crear un usuario en el sistema que usaremos para gestionar dicho espacio.

En mi caso el usuario se llama nas y no podrá iniciar sesión en el sistema:

A continuación, creamos el espacio en samba, comentando el resto de volúmenes compartidos y añadiendo este:

Preparamos el disco duro y reiniciamos samba:

Y, finalmente, añadimos al usuario nas a la base de datos de usuarios de samba:

Después de esto, podremos conectarnos mediante el protocolo CIFS (antes SMB) a la raspberry y podemos apuntar aquí los programas de backup y comenzar a volcar datos, copias de seguridad o capítulos de series para luego ver con kodi, por ejemplo.

ranas-cifs

Disclaimer

La raspberry pi tiene los puertos USB conectados a la tarjeta de red por lo que no me hago ilusiones con lo que respecta a la velocidad, incluso cuando no utilizo dicha tarjeta de red. Pero no me importa demasiado porque se trata de una prueba y tampoco tengo excesiva prisa.

Para finalizar una imagen que prueba lo que se puede hacer con un poco de tiempo, una brida de fontanería, un disco duro y una raspberry pi 2. 🙂

pi-nas01

pi-nas02

 

[tip] Cambia el fondo por defecto de tus aplicaciones GTK

GTK+_logo

No sé si a vosotros os ocurre, pero a mi me resulta muy molesto cuando un tema GTK deja el fondo de las ventanas (en el explorador de archivos, por ejemplo) completamente en blanco. Acostumbrado al tono predominantemente gris del terminal, el cambio entre ventanas se hace realmente molesto para la vista. Pensaréis que la opción fácil es buscar un GTK de tonos oscuros, pero tampoco me resultan cómodos para trabajar muchas horas. Para mi la solución ideal es mantener el GTK tal cual (resaltado, menús, etc) y cambiar la única parte que no me convence, el fondo.

Para eso, basta con acceder al gtkrc del tema en concreto (si el tema da soporte a gtk2 y gtk3 tenéis que cambiarlo dentro de ambas carpetas) y buscar la línea:

gtk-color-scheme: "base_color:#ffffff" (…)

Una vez localizada, cambiad el blanco por el color que más cómodo os resulte:

before

after

¡Y listo!

Fuente

(¡Mil gracias a Judith por el soplo!)

 

Escapa a la vigilancia masiva

Stop watching

Facebook te espía. Google también. Apple, Microsoft, Yahoo, AOL, PalTalk y otras tantas hacen lo propio. El negocio de los datos se ha vuelto tan suculento que el beneficio de este tipo de empresas se cuenta por miles de millones al año. A cambio de tus gustos, preferencias de navegación o patrones de compra on-line. Y sin pedir permiso, claro. Especialmente grave es la estrecha colaboración de estas empresas con algunos gobiernos para poner en marcha la mayor red de espionaje y recogida de datos de civiles de la historia. Programas como PRISM, XKeyScore o Tempora, desvelados por el ya mítico Edward Snowden, ponen de manifiesto que el Gran Hermano predicho por Orwell en los años 50 es hoy día una realidad. Tu vida privada, a golpe de un click ¿lo vas a permitir?

Si la respuesta es no, el primer paso lógico es proteger tu ordenador personal. Encripta tus discos duros, utiliza un sistema operativo libre, cifra tu e-mail con GPG y elige bien tu proveedor de correo (o monta tu propio servidor). Anonimiza tus conexiones con Tor y si utilizas mensajería instantánea, que sea Jabber con OTR o alguna solución similar. Prescinde de la nube salvo que confíes en tu hospedador, métela en tu bolsillo o alójala en tu propia máquina. Y cuando navegues por la red, evita los sitios que te rastrean, usa https siempre que sea posible y sé cuidadoso con los scripts que se ejecutan en tu navegador. En Firefox/Iceweasel tienes plugins que te pueden ayudar a conseguirlo fácilmente.

El siguiente paso es proteger tu otro ordenador personal. Sí, ese que llevas siempre en el bolsillo y desde el que sincronizas todas y cada una de las cuentas con las que te comunicas en el día a día. Tu móvil. Aquí los principios son exactamente los mismos, aunque la forma de aplicarlos es un poquitín más compleja. Por supuesto, evita los sistemas operativos móviles de Microsoft y Apple. Y respecto a Android, desconfía de Google. Replicant y CyanogenMod probablemente sean las mejores opciones ahora mismo. Y F-droid el market que nos permitirá independizarnos del universo de la gran G. Veamos cómo hacerlo.

Disclaimer
Estas cosas se deberían dar por hecho, pero por si acaso, aviso de que ni yo, ni mis compañeros de Debian Hackers nos hacemos responsables de cualquier daño que pueda sufrir vuestro dispositivo durante el proceso. Tampoco los desarrolladores de muchas de las herramientas que vamos a utilizar. La responsabilidad es únicamente vuestra. Mi recomendación es que si no sabéis lo que hacéis, mejor no hagáis nada. Informaos primero o pedid ayuda. Todo está en la red, es cuestión de tiempo y paciencia. La finalidad de este artículo no es hacer un tutorial que seguir al pie de la letra, sino poner a vuestra disposición los recursos necesarios para que seáis capaces de entender el cómo y hacerlo por vosotros mismos. Por supuesto, y esto también debería ser obvio, haced backup de todo lo que consideréis importante antes de comenzar.

Primeros pasos: instalando lo necesario

En mi caso, lleve el proceso completo a cabo desde Debian. Tan sólo necesitaremos un par de herramientas: fastboot y adb

aptitude install android-tools-adb android-tools-fastboot

Yo trabajé con las versión 4.2.2 de ambas, están en repositorios en Jessie.

Y para comunicarnos con el teléfono, los paquetes de Media Transfer Protocol (MTP) -versión 1.1.8-:

aptitude install mtp-tools

Quede claro que esto es sólo válido para dispositivos flasheables mediante flashboot.

Root y recovery

El tema root depende mucho de cada terminal y de la versión de Android que estéis utilizando. Para el Nexus 4 funciona perfectamente la herramienta autoroot de Chainfire. Basta con descargar los archivos específicos para vuestro teléfono (y versión de android) de la web y ejecutar el .sh que viene en el paquete. Si sois un poquitín curiosos, podéis abrir el script y echar un vistazo a cómo funciona. Básicamente lo que hace es desbloquear el bootloader (ojo, que esto borra todos los datos del teléfono) y después cargar una imagen con la herramienta de root. Si lo preferís, desde el terminal podéis lanzar:

fastboot oem unlock
fastboot boot /ruta_a_la_imagen/CF_autoroot.img

Paso a paso sería algo así:

  1. Activa la depuración USB en el menú Ajustes > Opciones de desarrollo
  2. Reinicia el terminal en modo bootloader/fastboot. En el Nexus 4 lo puedes hacer presionando la tecla de encendido y vol down a la vez con el teléfono apagado o usando el comando adb reboot bootloader
  3. Ejecuta el script root-linux.sh (o lanza los comandos manualmente).

En este punto es importante señalar que ser root no es imprescindible para poder instalar Replicant o CM. Simplemente es una cuestión de libertad, de que seas tú quien tiene el control absoluto de tu hardware. Si decidís que no necesitáis root, recordad siempre desbloquear el bootloader antes de continuar.

Respecto al ROM manager/recovery como todo en esta vida, para gustos, colores. Yo siempre utilizo ClockWorkMod, pero existen unos cuantos más. Una vez descargada la imagen para tu dispositivo:

  1. Comprueba que la depuración USB sigue activa.
  2. Reinicia el móvil en fastboot mode.
  3. Comprueba que tu ordenador reconoce tu móvil tecleando fastboot devices
  4. Flashea la imagen del recovery fastboot flash recovery /ruta_a_la_imagen/CWM_recovery.img

Backup: agenda, contactos y más

Una vez tenemos el recovery instalado, hacemos copia de seguridad de la instalación actual por si algo fuera mal:

  1. Reiniciamos el móvil en fastboot mode y entramos al recovery.
  2. Backup and restore > Backup
  3. Elegir el destino del backup (la SD o la partición que actúa como tal en el Nexus son buenas opciones)

También es importante que hagamos copia de nuestros contactos y calendario, ya que no vamos a sincronizar más con los servidores de Google. Desde la aplicación contactos en el menú está la opcion Importar/Exportar > Exportar a almacenamiento (guarda un .vcf que luego podréis importar de nuevo). Y para el calendario en Ajustes > Exportar (genera un .ics).

Flasheando CyanogenMod

Para instalar CM, lo mejor es que sigáis las instrucciones de la wiki para vuestro teléfono. En el caso del Nexus:

  1. Descargar la imagen de CM (stable es lo más fiable, aunque si queréis Android 5 os la tendréis que jugar con las nightlies…)
  2. Copiar la imagen de CM a /storage/sdcard0. Podéis hacerlo con el navegador de archivos que utilicéis o con adb adb push CM.zip /storage/sdcard0
  3. Comprobar que la depuración USB está activa
  4. Reiniciar el teléfono y entrar al recovery
  5. Wipe data > factory reset
  6. Menú principal > install zip > /ruta_a_la_imagen/CM.zip
  7. Esperar a que termine la instalación y seleccionar “reboot system now”

El primer inicio siempre tarda unos minutos, sed pacientes. Una vez dentro de CM, podéis activar root dentro de Opciones de desarrollo > Acceso administrativo.

Líbrate de GooglePlay: utiliza F-droid

Ya tenemos un sistema libre de Google en nuestro teléfono. Ahora sólo falta instalar las aplicaciones necesarias para las tareas del día a día. Para ello, basta con instalar F-droid, un market con aplicaciones libres y open source para Android. Aquí os dejo algunas recomendaciones:

  • Navegador de archivos: Amaze
  • Gestor de correo: K9 Mail
  • GPG: GnuPrivacyGuard / APG
  • Navegador: Firefox
  • Mapas: OsmAnd
  • Feed reader: Flym
  • Notas: Swiftnotes
  • Contabilidad: Presupuesto/Budget (básico) / GNUCash (avanzado)
  • Visor de PDF: MuPDF
  • Visor de documentos: LibreOffice
  • Multimedia: VLC
  • Microblogging: Twidere
  • Terminal: Android terminal emulator
  • Tor: Orbot
  • Mensajería: Telegram / Yaxim (Jabber)

Por supuesto hay otras opciones, así que daos una vuelta por el market y elegid a vuestro gusto.

Happy hacking!

 

Debian Jessie, más allá del lanzamiento de una nueva release

Debian 8 JessieHoy ha sido un día de fiesta, fiesta del Software Libre, de GNU/Linux y sobre todo, el día de Debian. Más allá de una cuestión de fechas por lo que ha supuesto este sábado 24 (por si alguien no lo sabe hoy ha visto la luz Debian 8 estable), para muchos es la reafirmación de algo que vemos a diario en nuestros entornos de escritorio o servidores.

Algo tan tuyo que sólo puedes entenderlo cuando has tomado el pulso a esta release cuando aún estaba en pañales viendo algunos paquetes en versiones de Sid o Testing. Lo que hoy ha sucedido es el resultado de las sinergias de miles de personas de todos los rincones del mundo realizando un ejercicio colectivo de solidaridad y continuidad para con la comunidad, impensable en otros ámbitos de la vida y del Software.

Felicidades por la parte que os toca, ya queda menos para Debian 9 y esto no para. Sí amigos, podemos sentirnos afortunados ya que en Debian, por encima de las compañías están las personas. Muchas gracias a todos esos desarrolladores anónimos que hacen posible que pueda usar el mejor y más estable Sistema Operativo jamás creado.

P.D: Yo he celebrado este sábado (no sin una marcada amargura por el terremoto del Nepal, donde hay más de 1500 fallecidos y colegas montañeros entre ellos y muchos desaparecidos) instalando como he dicho en Twitter con mucho mimo mi futuro servidor principal una flamante Debian 8. Ya os comentaré qué tal los cambios que voy viendo.