Happy data privacy day!

lock

Pues resulta que hoy es el día de la privacidad de los datos y yo me entero a través del paripé de los de la G azul y su hashtag. Manda huevos. Sea como sea, aprovechemos la oportunidad para recordar que el derecho a la privacidad es un derecho fundamental e inalienable recogido, entre otros, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, ni su familia, ni cualquier entidad, ni de ataques a su honra o su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

O en el artículo 18 de la Constitución Española:

1.- Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

2.- El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.

3.- Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.

4.- La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Y que sin embargo nos toca defender con uñas y dientes, ante la insaciable voracidad de las grandes multinacionales, gobiernos y lobbies.

Que no te pillen desprevenido.

 

¡hoy es el dad (Debian Appreciation Day)!

Debian GNU/Linux

Debian GNU/Linux

¿Es necesario explicar algo más? Para los perdidos: los 16 y 17 de agosto de cada año se celebra el día de apreciación de Debian (la traducción chusquera es mía) en el que nosotros, los felices usuarios del sistema operativo universal, enviamos mensajes de felicitación, agradecimiento, alegría e, incluso, fotografías de las fiestas que se celebran con este motivo.

La página dispuesta para ello es thank.debian.net y, desde aquí sólo puedo animar a dejar algún comentario, por pueril que sea, para recordarles a los desarrolladores (esa raza de superhéroes), cuanto apreciamos su trabajo y su esfuerzo.