Dell XPS 14z: Presentación y primeras impresiones

Estreno portátil y la ocasión lo merece. Más adelante iré publicando todas las perrerías, aventuras y desventuras que vayan surgiendo en el día a día con él. De momento, empezaré con una breve entrada con mis impresiones tras las primeras semanas de uso, y las ventajas e inconvenientes que he ido observando. Por supuesto, la subjetividad en este caso es inevitable.

1) Especificaciones técnicas

En este apartado tampoco me voy a extender demasiado. Hay información de sobra en la red para quien quiera conocer más detalles, yo me limitaré a una breve presentación del cacharrejo.

Vayamos por partes:

1.1. Generalidades

El ordenador se compone de un cuerpo de aluminio de una sola pieza (o eso dicen, en realidad en ciertas zonas se aprecia que no es así), peso en torno a los 2 Kg, monta una pantalla WLED de alta definición (1366×768) de 14″ con una webcam de alta definición de 1,3 megapíxeles con dos micrófonos digitales en su parte superior y en cuanto a conectividad dispone de un puerto USB 2.0, un puerto USB 3.0, puerto miniPortDisplay, salida HDMI, Ethernet, Wifi, Bluetooth y un lector de tarjetas 7 en 1 integrado. Además, tiene entrada y salida de audio (micro/cascos) y un panel luminoso en el lateral derecho que te indica el estado de carga de la batería. La batería (8 celdas, 58 w/h, 2,0 A/h) viene debajo de la carcasa y no es extraíble (salvo que uses un destornillador, claro). Además, trae teclado retroiluminado, trackpad multitáctil y un par de aperturas a ambos lados del teclado que pretenden ofrecer un sonido del alta definición (¿?). También un lector/grabador DVD+/-RW 8x de carga por ranura. Y todo en el cuerpecito de un 13″.

Si queréis información más detallada y una revisión a fondo del aparatejo, os podéis pasar por esta excelente review de notebookcheck.

1.2.- Procesador

Monta un Core i5 2450M con una velocidad de reloj de 2,5 Ghz y la posibilidad de incrementarla hasta 3,1 Ghz mediante la tecnología TurboBoost. Hasta donde he podido cacharrear con él responde bastante bien (compilación, algún renderizado de prueba) aunque la temperatura es un problema (ya os comentaré más adelante) si se somete al sistema a una elevada carga durante largos periodos de tiempo.

1.3 Memoria RAM

El mío trae una DDR3 SDRAM de 4.096 MB a 1.333 MHz canal dual, pero se puede ampliar a 6Gb o comprarlo directamente con 8Gb.

1.4 Disco duro

A pesar de que existe la opción de montar un SSD, el precio se iba de madre y además la capacidad era bastante inferior a la que necesitaba, así que al final opté por un SATA de 500Gb a 7200rpm.

1.5 Procesador gráfico

Incluye una Intel HD 3000 integrada y una Nvidia GT520 dedicada de 1Ghz. No es la octava maravilla en cuanto a procesamiento gráfico, sino más bien un tarjeta básica, pero cumple bien a la hora de ver videos en alta definición, retocar imágenes o renderizar. Lo suficiente para alguien que no pretenda utilizar la máquina para tareas de edición de vídeo de forma continuada o profesional (claro que para ese tipo de perfil, este portátil no es precisamente adecuado).

2) Primeras impresiones: ventajas e inconvenientes

Empecemos por lo bueno, por lo que me gusta, por lo que creo que esta máquina fue una buena compra.

  1. Su tamaño: 14″ en un cuerpo de 13″ y un peso inferior a 2Kg con batería incluída. Necesito movilidad y además trabajare durante largos periodos de tiempo con él, así que el tamaño de pantalla y de la máquina en general son idóneos, mantienen el equilibrio perfecto entre movilidad y comodidad.
  2. Compatibilidad: la mayor parte del tiempo usaré GNU/linux (Debian) y la compatibilidad de su hardware es excelente. Funciona todo sin necesidad de demasiada intervención (ya os contaré más adelante).
  3. Potencia: a pesar de su tamaño, tiene un procesador que cubre con creces el uso que le voy a dar en el día a día (ofimática, web, LaTex, programación en R/Perl, análisis bioinformáticos, mail, edición de imagen y sonido, etc.)
  4. Autonomía: con el kernel 3.4.4 estoy por las 4h de batería en uso continuado con varias aplicaciones y se acerca a las 5h cuando el uso es leve y controlas el brillo. Todo esto aún mejorable mediante la configuración apropiada de las herramientas de gestión de la energía que tenemos disponibles en GNU/linux (también hablaré de eso en próximas entradas).
  5. El teclado retroiluminado: parece una pijada, pero resulta de gran utilidad en condiciones de poca luz cuando aún no te has acostumbrado a donde está cada tecla en tu nueva máquina. Además, el tacto es bastante agradable, aunque aún me estoy haciendo al formato de tecla a lo mac (separadas).

Y ahora lo que no me gusta, los inconvenientes que le he ido encontrando a la máquina en este casi mes de uso:

  1. La refrigeración: es deficiente. Muy deficiente me atrevería a decir. Cuando sometes a la máquina a una carga del sistema elevada los componentes se calientan, y se calientan mucho. Sin ir más lejos, compilando el kernel 3.4.4 a 4 núcleos el procesador se me puso en casi  90ºC. También se calienta bastante la zona del teclado que coincide con las zonas del procesador y gráfica respectivamente. Se nota igualmente el aumento de temperatura al utilizar la gráfica independiente para por ejemplo, ver un vídeo en HD. Es algo inadmisible para un portátil de esta gama, aunque se pueda comprender dado el poco espacio en el que se han acumulado los componentes.
  2. La pantalla: no está mal. No parece mala. Pero tampoco ofrece una resolución y definición propias de una máquina de gama alta. Aún tengo que terminar de configurar bien valores de brillo, contraste y gamma en Debian, pero de momento (y viendo la calidad de imagen que ofrece también bajo Windows, donde ya he podido ajustar esos parámetros) diría que no cumple con lo esperado.
  3. Algo que puede parecer nimio, pero para mí no lo es: la distribución del teclado. Se han dejado la tecla del acento en un lugar poco accesible y además le han otorgado un tamaño bastante inferior al del resto del teclas, por lo que poner acentos resulta bastante incómodo. Cuestión de diseño imagino, pero a veces debería primar la funcionalidad sobre éste último.

Y hasta aquí la entrega de hoy. Como os he dicho habrá entregas sucesivas en las que hablaremos de diferentes aspectos de configuración y optimización de la máquina a nivel de software y drivers.

¡Nos leemos! 😉

 

Debish

 

9 thoughts on “Dell XPS 14z: Presentación y primeras impresiones

  1. Buenas.
    Una cosa, no tienes problema con el tema de la grafica hibrida??? Lo comento, porque tengo un XPS 15 y me tiene un poco quemado ese tema. Eso si, yo lo conecto a un monitor externo…

    1. Sí tengo sí. Estoy utilizando debumblebee y el switch entre gráficas lo hace bien, pero no hay forma de sacar vídeo ni por el miniPort ni por el HDMI… Debe ser cosa de los drivers nvidia, pero debumblebee sólo va con los libres así que o te quedas sin switch, o sin salida de vídeo, de momento parece que es lo que hay. Seguiré probando, no obstante 😉

      1. Buenas. Por lo que veo todo sigue igual que antes…
        Yo tambien me pelee mucho, pero al final lo deje estar. Lo que tengo ahora, por si te puede servir, es un conversor de miniDisplay a HDMI y a traves de ahi, conecto el portatil a un monitor. Encontre informació ( para el Dell XPS 15 ) que decia que la salida HDMI esta conectada fisicamente a la tarjeta Nvidia y la salida miniDisplay a la Intel y como no tengo nada que requiera la potencia de la Nvidia ( efectos, juegos, etc… ) pues voy tirando.
        Lo que si que sigo investigando es si hay alguna manera de desconectar la Nvidia para así no sobrecalentar el portatil innecesariamente 😉

        Muchas gracias por todo…

  2. Pues es extraño, porque la Intel funciona razonablemente bien con los drivers libres y no soy capaz de sacar el vídeo por el miniPort tampoco (con eso me conformaría, sólo lo quiero para conectarlo a un proyector).

    Para desactivar la Nvidia, puedes utilizar debumblebee. Es una especie de “emulador” de la tecnología Optimus con la diferencia de que el switch es manual. Una vez instalado, tu portátil utilizará de forma predeterminada la Intel, y para cuando requieras potencia gráfica no tienes más que lanzar la aplicación con el comando “optirun” delante y así se ejecutará desde la gráfica dedicada.

    Por cierto, y ya que tienes un XPS, ¿te importaría decirme cuánto tiempo llevas con él y qué te da la salida del comando “acpi -i”?

    Gracias y ¡un saludo!

    1. Siento haber tardado tanto, pero he estado un poco ocupado…

      Con respecto a la salida de información haciendo “acpi -i” siento informarte que no me sale nada. Blanco, cero patatero.

      Lo he probado tanto como usuario normal y como superusuario, pero no sale nada.

      Tambien he probado usando acpi –detail, pero nada de na…

      De nuevo, gracias por todo…

Comments are closed.