Resucitando al androide

huawei

Hace más de un año, decidí dar el paso al mundo Android. Al contrario de lo que ocurre con mis computadoras, donde me gusta estar al tanto de las últimas novedades y aprovechar al máximo sus capacidades, los teléfonos móviles nunca me han interesado demasiado. Los utilizaba para tareas muy concretas y cualquier modelo de características modestas me servía. Por eso llegué tarde, muy tarde al universo Android. Y de rebote. Al principio estaba encantado con la posibilidad de seguir haciendo lo que solía con el teléfono y además poder hacer tropecientas cosas más, pero pronto me di cuenta de que el teléfono había dejado de hacer bien lo que mejor debería hacer, permitirme estar comunicado siempre que lo llevara encima.

El problema

El principal problema que encontré tenía que ver con la cobertura y la forma en que el teléfono la gestionaba. El mismo día que adquirí el terminal me di cuenta de que en zonas de poca cobertura el aparato intentaba pasar de 3G a GSM y se quedaba en el intento. Resultado: móvil sin cobertura hasta que reiniciaba. A causa de este comportamiento conseguí que me cambiaran el móvil por uno nuevo (estaba en la semana de prueba) aunque sirvió de más bien poco, porque ocurría exactamente lo mismo. Afortunadamente, casi siempre me movía por zonas con cobertura 3G y el defecto no me afectaba demasiado. Ha sido hace unos meses cuando he empezado a sufrirlo de verdad, ya que en mi puesto de trabajo la cobertura 3g es pésima y me pasaba el día sin cobertura (no suelo mirar demasiado el móvil, sólo lo atiendo cuando suena/vibra). Había que buscar una solución y ésta parecía bastante obvia: si lo que hace que el móvil pierda la cobertura es el paso de 3G a GSM, basta con hacer que siempre esté en modo GSM para evitar que esto ocurra. Pues sí, así de sencillo habría sido de no ser porque esa opción viene capada en la ROM de Yoigo que trae el teléfono de serie. Toca cambiar la rom.

Rooteando el Huawei U8650

El primer paso a la hora de cacharrear con nuestro androide es obtener privilegios de root. Como ya he dicho, nunca me ha interesado demasiado este mundillo, por lo que soy un auténtico ignorante en el tema, así que lo que os dejo aquí podéis encontrarlo en cualquier otro lugar de la red, como yo mismo he hecho.

Para rootear el Huawei, basta con instalar un software llamado SuperOneClick, que además de ser tremendamente intuitivo, funciona bastante bien. La pega es que, a pesar de ser software libre, sólo funciona en plataformas Windows.

Los pasos a seguir son:

  1. Instalar los drivers para el dispositivo en el sistema
  2. Instalar SuperOneClick
  3. Activar la depuración USB en el terminal: está en Ajustes > Aplicaciones > Desarrollo
  4. Conectar el terminal al ordenador vía USB
  5. Ejecutar SuperOneClick y hacer click en el botón “Root

Si todo va bien, la propia aplicación te avisará de que el móvil ha sido rooteado. Reiniciáis y listo.

Instalación del ROM manager en el teléfono

En mi caso elegí el manager ClockWorkMod basándome en lo poco que pude leer en algunos foros. No sé si los hay mejores o peores, este funciona perfectamente. En este caso, hay versión para Windows, MacOS y GNU/linux, así que podéis realizar el proceso en la plataforma que más os guste. Yo lo he probado en Windows (hice todo el proceso del tirón), así que no os puedo decir qué tal funciona en las otras, aunque imagino que en la red habrá información de sobra. La versión que utilicé es la 6.0.1.

Para instalarlo:

  1. Retiramos la tarjeta SD del teléfono.
  2. Conectamos el terminal apagado al ordenador mediante USB y iniciamos en modo bootloader mediante la combinación botón de encendido + bajar volumen.
    Sabremos que estamos en modo bootloader cuando el teléfono se quede en la pantalla de inicio con el logo del operador.
  3. Ejecutamos el archivo install-recovery: un archivo .bat en Windows y .sh para GNU/linux y MacOS.
  4. Esperamos a que finalice el proceso y el teléfono se reinicie sólo. Si no lo hace, podéis reiniciarlo vosotros (tras un tiempo de espera prudencial, no siendo que os dejéis la instalación a medias) retirando la batería del teléfono y volviéndola a colocar.

Y listo, ya tenemos nuestro manager a punto para flashear la ROM que más nos guste.

Flasheando la ROM

Lo primero de todo es, evidentemente, elegir que rom se va a instalar. Yo probé con un par de ellas basadas en CyanogenMod 7.2 (la de benru89_v4 y la de xurifuri) y el teléfono se me reiniciaba aleatoriamente, así que al final opté por instalar la Minimal de veloz46, una ROM ligera y optimizada para aprovechar al máximo los recursos más que modestos del teléfono.

Los pasos a seguir son los siguientes, aseguraos siempre de tener el teléfono cargado al 100% antes de comenzar con el proceso:

  • Descargar el archivo comprimido que contiene la ROM a flasehar y copiarlo en la SD del teléfono.
  • Iniciar el teléfono en modo recovery pulsando botón encendido + subir volumen. Mantenedlo pulsado hasta que aparezca el menú de ClockWorkMod.
  • Dentro del menú, los botones subir/bajar volumen sirven para desplazarnos por las opciones y el botón de encendido para seleccionarlas. Es  necesario hacer una series de wipes o “limpiezas”:

Wipe Data/Factory
Wipe cache partition
Advanced > Wipe Dalvik cache

Los más paranoicos recomiendan ir al menu Advanced y formatear desde allí antes de hacer los wipe (format cache, etc), pero por los mensajes que va devolviendo el terminal cuando haces wipe tiene pinta de que son procesos redundantes.

  • Volvemos al menú principal (Go back) y seleccionamos Install zip from SD card y una vez dentro el fichero que contiene la ROM.
  • Esperamos a que termine la instalación y seleccionamos Back > Reset para resetear el teléfono.

Tras el reinicio sed pacientes, porque el primer arranque tarda un rato. Una vez dentro hay quien dice que es recomendable dejar el teléfono sin hacer nada durante 10-15 minutos para que la ROM “se asiente”. Yo no pude evitar empezar a toquetear antes y todo fue bien, pero no puedo asegurar que eso sea asísiempre.

Modo 2G

Una vez flasheada nuestra nueva ROM podemos (¡por fin!) hacer que el teléfono opere sólo en la red GSM. Para ello vamos a Ajustes > Conexiones inalámbricas > Redes móviles y marcamos la opción Utilizar sólo redes 2G.

Y problema resuelto. Es un proceso algo tedioso y que requiere tiempo (sobre todo si no tienes ni idea, como era mi caso) para leer varias fuentes, opiniones, encontrar ROMs, instalar software… pero merece la pena, y mucho. El comportamiento de la nueva ROM es impecable, pero por encima de todo, el hecho de tener el control absoluto sobre tu dispositivo es lo que justifica invertir algo de tiempo en todo el proceso. En este aspecto es de agradecer el tiempo y trabajo desinteresado que muchos dedican a hacer posible todo esto, tanto los cocineros como aquellos que diseñan y escriben software para sobrepasar las barreras que habitualmente intentan imponer las compañías de hardware. Sin desmerecer al resto, y aunque dudo que lleguen a leer esto, muchas gracias a la gente de htcmania (admins, usuarios) por la gran cantidad de información útil y actualizada de sus foros y a veloz46 por currarse una ROM que funciona tan bien.

 

Debish

 

3 thoughts on “Resucitando al androide

  1. Lo del Modo 2G me ha resultado utilísimo para volver a tener cobertura en mi propia casa.

    Muy buena entrada, muchas gracias por compartir tus conocimientos.

    😉

    1. Me alegro hombre, aunque me jode ver que la tecnología en lugar de avanzar, muchas veces nos hace retroceder. He probado la misma situación con un Nokia N70 que tenía en casa y no se le va la cobertura ni un sólo minuto, cambiando de 3G (que lo tiene) a 2G tantas veces como haga falta sin despeinarse.

      Esto de la obsolescencia programa se está yendo de madre ya.

      Un placer leerte por aquí 😉

Comments are closed.