Ghost tracking

nexus

No es el título de una película de terror, ni tampoco una sofisticada forma de sniffing. Es el leitmotiv de las dos semanas del horror made in Google que muchos de sus usuarios han compartido.

Ghost tracking, tracking fantasma, yellow box of death… mil y una formas de hacer referencia a la desdichadamente famosa etiqueta de envío de UPS que tantos dolores de cabeza ha causado:

ups

Si no lo has sufrido en persona probablemente te preguntarás ¿de qué va todo esto? Va de la incompetencia de Google gestionando pedidos. Va de usuarios cabreados por la desinformación por parte de una de una de las empresas más importantes e influyentes del mundo. Va del remake de la primera gran chapuza de la empresa del ya olvidado “Don’t be evil“.

Concretemos un poco más. Tras la última rebaja de 100€ en sus terminales Nexus 4, fuimos muchos los que nos lanzamos a su compra en cuanto nos enteramos. Si ya de por sí era de los mejores teléfonos en relación calidad/precio del mercado (si no el mejor), imaginad tras la rebaja. Lo que no esperábamos es que el desbarajuste fuera a empezar tan pronto…

El mismo día 28 pedí el teléfono, y a día 30 ya tenía activado el seguimiento en la página de UPS (la foto del cuadrito amarillo). Hasta ahí todo normal. Google afirma en sus condiciones de contrato que no carga el importe del teléfono hasta que no lo envía, sin embargo el importe desaparece de mi cuenta 5 días después de hacer el pedido. Ese mismo día compruebo el estado de UPS y sigue igual. Les llamo por teléfono y me informan de que allí no ha llegado ningún terminal. Llamo a Google y no saben nada del asunto, ni siquiera si lo han enviado o no. Al día siguiente más de lo mismo, Google incumple el contrato de venta y comete una ilegalidad al cargar el importe del terminal sin haberlo enviado. No me preocupo demasiado, imagino que están desbordados y antes o despúes me informarán que mi teléfono ha sido enviado. Me voy de viaje y a mi regreso, más de una semana después de realizar el pedido todo sigue igual. Me empiezo a mosquear. Hago alguna llamada a amigos que también pidieron el teléfono (a muchos les avisé yo mismo) días después y me dicen que ya lo tienen en casa. Raro, muy raro. Buceo en los foros y me encuentro con el tema del tracking fantasma en HTCmania. Veo desesperación a raudales y a Google lavándose las manos, mintiendo por doquier mediante sus operadores de atención al cliente y sin dar ni la más mínima información de cuándo llegarán los terminales, ni de dónde están (ni confirmaban ni desmentían que los hubieran enviado y UPS seguía diciendo que no había recibido nada) ni de qué estaba pasando. Cientos de llamadas y mails de los usuarios cabreados que sólo recibían respuestas vacías y mensajes copia/pegados por mail.

Alguien descubre que en Alemania está pasando lo mismo, y a través de esa misma página que en Francia también. Un tipo llamado Benj (Danke schön, kumpan!) se curra un script en PHP de puta madre para escanear los paquetes UPS perdidos, se monta una web y estima que el número de afectados es del orden de 1700 entre España, Francia y Alemania. Se disparan las hipótesis (camiones accidentados, incendios en almacenes, fallos de etiquetado…) y Google sigue sin decir ni pío quince días después de pedir el teléfono. La gente, hastiada, decide reclamar su dinero y cancelar el pedido. Desde Google se niegan, alegando que para devolver el paquete es necesario recibirlo primero (¿mande?). Desde los foros se propone formular una reclamación conjunta, se contacta a FACUA y se buscan posibles soluciones ante la pasividad de Google. Se intenta dar la máxima difusión posible a la noticia, pero casi todos los “grandes” se niegan a hacerse eco (entre ellos Xataka Android, pronto entenderéis porqué los menciono). Afortunadamente, se consigue algo de difusión en HTCmania y algunas web de temática Android, pero repito, casi ninguna de las “grandes”. Al día siguiente (dieciséis días después del pedido, y cuando todos los pedidos de fechas posteriores habían sido servidos) el tracking se vuelve verde. Los paquetes aparecen casi por arte de magia en Holanda. Un día después, por la tarde, el teléfono en casa. Y Xataka Android saca este artículo, con dos cojones. Pasan de nosotros para denunciar la negligencia de Google, pero les falta tiempo para bailarles el agua el mismo día que envían los teléfonos con frases como “(…) pero lo importante es que han sabido reaccionar” haciendo referencia a la devolución de los gastos de envío, algo que tendrían que haber hecho de forma automática y generalizada al incumplir el envío en 7 días (que es por lo que pagas) y que sólo han llevado a cabo con aquellos usuarios que han dado el coñazo tras recibir el terminal. Mal Xataka, muy mal.

Intereses comerciales a parte, hay una única razón por la que he esperado a escribir este post. Y es que quería comprobar si Google emitía un comunicado informando sobre qué pasó, pidiendo disculpas e incluso ofreciendo alguna recompensa a los afectados (simbólica, nada más). A día 30 de Septiembre (más de un mes después de la fecha del pedido) aún no se sabe nada. Bueno sí, que Google está compensando con 10€ en la Google Play exclusivamente a aquellos que siguen dando la lata vía telemática. Otra cagada más a sumar a lista de la vergüenza.

Afortunadamente y a pesar de todo, el Nexus 4 sigue siendo un excelente teléfono, con unas especificaciones que nos darán para cacharrear largo y tendido. Un buen comienzo puede ser pasar de toda la parafernalia Googlera que el teléfono trae de serie e instalar Replicant o CyanogenMod, ambas libres, y sustituir GooglePlay por un market libre, como Fdroid. Aviso a aventureros de que yo la primera no la he probado y no sé qué tal irá en el Nexus, si alguien está usándola que nos cuente.

En definitiva, Google ha demostrado que le importan muy poco sus teléfonos y menos aún sus usuarios. Lo que les interesa es que utilicemos sus servicios, nada más. La recolección de datos personales es un negocio muy rentable, y cualquier estrategia (incluso rebajar 100€ al teléfono que probablemente más ajustado tenía el precio de mercado) es buena para captar nuevas fuentes de información. De ti sólo y de ti depende la decisión de aprovechar una excelente oferta de hardware protegiendo tu privacidad o compensar la oferta con unos cuantos Megas de información personal. Sólo desde el conocimiento se elige en libertad.

 

Debish

 

2 thoughts on “Ghost tracking

Comments are closed.