112 años de debianhackers

El pasado lunes dieciocho de marzo, debianhackers.net cumplió tres años. Y, como no podía ser menos en un equipo tan bien avenido, nos enteramos tarde, a eso del mediodía y justo después de que debish publicase una entrada que, todavía hoy, intento descrifrar. Creo que está codificada con criptografía cuántica.

Pero no imporota, porque somos gente de bien, casi profesionales (algunos) y al rato surgió la idea (debish, again ;)): haríamos una entrada conjunta para celebrar el aniversario porque no todos los días se cumple otra nueva vuelta alrededor del sol. Así, imbuídos por el espirítu de algún escritor de fichero README, nos pusimos a aporrear los teclados con furia. Y sólo tardamos tres días en cerrarlo. El resultado, a continuación.
n1mh.

Debish

Hace no tanto recibí aquel estrambótico mail de Dabo hablando de ninjas, katanas y el copón hecho haiku. Una forma más que original de invitarme a participar en el tinglado este que aún gobierna la katana de Forat. Como no podía ser de otra manera, acepté encantado, y ya llevo por aquí un año dando guerra, a sumar a los otros dos de Diego y Dabo al frente a mi llegada.

En total tres añazos on-line, 24/7 y sin interrupciones. Tres añazos de mucho y de poco, de momentos buenos y momentos mejores. Tres años escribiendo lo que queremos, cuando queremos y como queremos. Tres años trabajando para vosotros, que a fin de cuentas sois el motor de todo esto. Tres años de homenaje a Debian y a su comunidad de desarrolladores y usuarios.

¿Que por qué a Debian? Por su elegancia, por su buen hacer, por su versatilidad, por la estructura y contenido de sus repositorios, por aptitude y, por supuesto, por su contrato social. Por lo mucho que ofrece y lo poco que pide a cambio.

¿Y ahora? Pues más de lo mismo: pulsos, ideas, locuras, aventuras y desventuras, lo que salga. La guía seguirá siendo nuestra pasión por Debian y el software libre. Y que lo sea por muchos años.

n1mh

Más de mil días. Ese es el tiempo que ha pasado desde que nos decidiéramos a poner nuestras tonterías y paranoias sobre Debian, Linux y demás hierbas en otro blog, en un lugar que nos permitiese separar nuestras vivencias del día a día de nuestra pasión. Tengo que admitir que yo lo hice por mi madre, porque ya estaba empezando a decirme que escribía demasiadas cosas técnicas en mi blog y hay cosas que no se discuten.

Al menos, esa era la idea de partida, tener un sitio tranquilo, coqueto, donde establecer una conversación enriquecedora con gente de gustos afines y, sobre todo, donde aprender. Porque ese es el camino que hemos elegido, mucho tiempo atrás: compartir para aprender. Y desde el primer momento, esta página web se planteó como un diálogo con la que consideramos una gran comunidad de adeptos, practicantes y, en muchos casos, amigos.

¿Cómo seguirá esta historia? Como hasta ahora, supongo, con cada uno de los cuatro jinetes de este particular apocalipsis volcando sus ideas sin un calendario fijo, sin una temática estipulada (salvo el hilo conductor del software libre) y con menos vergüenza de la deseada. Porque, seamos francos, un poco más de seriedad no vendría mal… pero ya no sería debianhackers. Además de la katana de Forat con la que Dabo hace prácticas de ninja mientra ojea «El arte de la guerra», la anarquía es una de nuestras señas de identidad. Sino, no se explica que una de las entradas más visitadas y, sin duda, la más comentada, sea una en la que Eugenia nos invita a hackear la imaginación. O que debish haya cruzado la delgada línea del abstracto y me noquee (al menos a mí) con una explicación sobre cómo evaluar algoritmos.

Y como prueba de nuestras señas de identidad, fijémonos en esta entrada de conmemoración: publicada unos días después del verdadero aniversario porque no nos dimos cuenta de la fecha. Anarquía pura.

Dabo

Pues sí… son 3 (años) ya con otros (3) grandes compañeros como Euge, Debish y n1mh.

Es un buen momento para daros las gracias a quienes tenéis a bien hacernos un hueco en vuestras pantallas. También a los que nos apoyáis desde diferentes medios o sitios web, incluso a quienes podáis pensar que no os tuvimos en cuenta en algún momento. Nada más lejos de la realidad, hemos intentado no olvidar esos detalles que muchas veces, entre dósis de tiempo que uno no tiene tanto como quisiera, pueden pasar desapercibidos.

Cierto es que todo a nuestra manera, como dicen quienes me preceden de una forma un tanto o muy anárquica, aunque yo prefiero decir: “en libertad”. Tan libres como nuestro sistema operativo. Para mi, el mejor vínculo posible con una orgullosa comunidad de usuarios que estamos ahí por encima de modas pasajeras o flames.

¿A qué huele Debian? algo tendrá para calar tan hondo me han comentado en más de una ocasión. No sabría responder con exactitud, lo que sí sé es que pasan los años y no encuentro un sistema operativo que me aporte tanto. Bien sea en los servidores o en mis estaciones de trabajo.

Como podéis ver, no salgo de esta espiral que me lleva a las entrañas del corazón del Software libre con mayúsculas, en lo personal y profesional. Espero seguir un montón de años más junto a quienes firman esta entrada y los que estáis leyendo.

Se llama Debian GNU/Linux y a este lado, la vida se mueve a ritmo de “.deb”…

Eugenia

Nuevo aniversario de Debian Hackers que me toma de sorpresa, abstinente de nicotina y alquitrán 😀

… tres años en Internet; los tres mejores compañeros de equipo y una de las mejores experiencias de mi vida… Si Debian y GNU/Linux significaban mucho en mi vida, Debian Hackers fue quien hizo que lo significaran todo.

Gracias por permitirme ser parte de este gran proyecto 🙂

Feliz Aniversario, colegas! Happy Hacking!

 

Debish

 

7 thoughts on “112 años de debianhackers

  1. Pues… MUCHAS FELICIDADES!!!

    Quedé encantado con el post: “Tiempos de ejecución”. No importa cuanto tiempo pase, C continúa siendo un maravilloso lenguaje de nivel intermedio.

    Agradecido por el tiempo que toman en redactar y cuidar la calidad de vuestros artículos.

    Un abrazo

Comments are closed.