Cómo instalar libreoffice y olvidarse de openoffice.org

Soy muy dado a desinstalar programas o aplicaciones que, por los más variopintos pensamientos, me hayan ofendido en una u otra manera. Así pasó cuando se anunció el cierre de del.icio.us, para descubrir dos días después que sólo trataban de aumentar el precio de venta con buenas críticas y mensajes de añoranza. Afortunadamente, en algunas ocasiones consigo controlarme, como con LibreOffice.

Supe esperar (cosa harto complicada) y evitar la instalación de las versiones comprimidas o convertidas desde ficheros RPM hasta verlo aparecer en el repositorio experimental de Debian. A partir de ahí y con el objetivo de tenerlo funcionando en el equipo, sólo hay que añadir el repositorio experimental al fichero sources.list e instalarlo.

En comandos, sería más o menos así:

La instalación de los dos últimos paquetes son claramente opcionales. El resultado, éste:

LibreOffice3

LibreOffice3

Como nota, comentar que, aunque las plantillas las importa perfectamente de OpenOffice.org, otros datos y configuraciones (como el nombre de usuario y demás datos), los ignora.

 

Diego Martínez Castañeda

linux user, debian user, blogger, podcaster, geek, nerd y escritor sin ideas, nadador sin ganas y ciclista convencido. Asturiano en Mérida.

 

7 thoughts on “Cómo instalar libreoffice y olvidarse de openoffice.org

  1. ¿Lo ves preparado para el uso diario? ¿Importa también extensiones? Tengo ganas de instalarlo, pero trabajo mucho con Writer y no sé si aún está estable o no.

  2. yo lo veo bastante estable, a pesar de ser una beta y, hasta el momento no ha hecho nada esperado (crucemos los dedos ;)). En cuanto a las extensiones, acabo de instalar tres para probar y sigo sin problemas, a pesar de que una de ellas es bastante pesada.

    En resumen: todo tranquilo y estable.

    Eso sí, si vas a pasarte a libreoffice, haz una copia de seguridad de tu directorio de openoffice, que a una mala siempre puedes volver a instalarlo.

    saludos,
    n1mh

  3. esperaré a que esté en testing, pero antes tendrá que ser stable squeeze

    por cierto, creo que el “-t experimental” no hace falta

  4. gadi, gracias por el comentario en doculinux.

    nonamed, tienes razón, no hacen falta los argumentos que seleccionan el repositorio experimental. La fuerza de la costumbre, imagino :D.

    saludos,
    n1mh

Comments are closed.